jueves, 20 de octubre de 2011

1. Cojines para la trona

Aquí está la primera cosa que intenté hacer... Unos cojines para la trona tripp trapp de mis niños. Sólo compré uno cuando nació Esteban y cuando compré la segunda trona tenía claro que no me pensaba gastar los 35€ que costaba el cojín. No me parecía difícil y pensé que merecía la pena intentarlo, porque así me podía hacer unos cuantos para alternarlos (es lo que tienen los cojines en las tronas de unos bebés, que se ensucian un montón).
La tela que me enamoraba era una del Ikea, Susanna en gris/azul:

Me encanta! La gracia de todo el asunto es que cuando fui a comprarla, no quedaba. Pero antes de irme, me pasé por la zona de oportunidades, y ahí estaba: un retal de un metro (más o menos, no lo medí), por 3€! Jar!  Me gusta sobre todo porque es recia, y me parece la indicada para aguantar el trote de los nenes.
Y este es el resultado:




A mí me parece que han quedado geniales, el color les va un montón. Y quedé super orgullosa :) Así que super animada para seguir inventando cosas nuevas.
Cuando tenga un hueco, haré otros cojines y mientras los haga iré haciendo además fotos para enseñaros el proceso. Desde luego, es muy sencillo, pero hay un par de truquis que os podrían ser de utilidad.
Eso sí, con los cojines estos aprendí muchas cosas de la máquina, pero lo que más usé fue el descosedor. Madre mía! cuántas veces los cosí y descosí!
Y por último la superpifia: los cosí sin haber lavado la tela. Noooo! Y mira que lo pone en la web... encoje un 4% ains! Esto sólo se puede expresar así:
La traducción (libre) es: porque expresar lo todo que es en palabras es imposible. Los he lavado, y uno de ellos tendrá que volver a pasar por el descosedor para que entre. Pero! Lo importante es que son realmente bonitos y estoy super contenta.

3 comentarios:

Déjame un comentario, que me hace ilusión!