sábado, 4 de febrero de 2012

Nunca aprendo...

Pues eso mismo, que siempre hago lo mismo. Y esta vez hasta lo había calculado y sabía que no me daba... pero nada, voy e intento dar una vuelta más antes de cerrar. Y cuando estoy a punto de cerrar... se acaba la lana. Menuda rabia me da!!
Así que toca deshacer lo tejido: la media vuelta de cierre y la vuelta anterior. Pero! si uno quiere hacer las cosas bien, hay que desahacer. Eso decía mi madre, que le salían muy bien las cosas... porque deshacía mucho. No hay que dejar un punto mal hecho o un nudo en medio de una vuelta, lo estarás viendo cada vez que mires la prenda.
Lo que está en marcha es una capota, tipo clásico, pero que creo que la lana jaspeada le da un toque rústico más moderno. Ya os lo enseñaré.

Chao!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Déjame un comentario, que me hace ilusión!