viernes, 25 de mayo de 2012

Bolsa para sandwich

Pues ya le he metido mano al hule... una de las primeras cosas que hice con la máquina de coser fue una bolsa-mantel para el desayuno, porque me encanta el pan tostado y luego es más cómodo usando la bolsa de mantelito (la entrada aquí). Y acto seguido, dejé de llevarme pan para tostar y llevarme sandwich, así que aunque guay, ya no era tan útil.
Así que lo primero que he hecho con  el hule es una pequeña bolsita para sandwich, proyecto de 15 minutos , fácil y resultón!
Aquí tenéis el como (que no creo que os haga falta, porque con la idea os lo hacéis en 2 patás....)

Se cortan 2 trozos de hule de 17x17 y 17x30. Yo compré el hule en los chinos a 1,5 € el metro, es finito (no se puede esperar más a ese precio, está claro). Recortamos, y hacemos un pequeño dobladillo en un lado del cuadrado pequeño.

Después hacemos la solapa: cogemos el rectángulo y doblamos una parte por la mitad (en la foto no se aprecia, pero los lados los metí hacia dentro un poquitín, para que quedara más curioso).
Importante:
- leí en un blog que el hule se cosía con la aguja de los vaqueros, usando una puntada larga. Yo la he usado por si las moscas, aunque mi hule era finito.
- si usas la aguja de vaqueros, quítala al terminar que se te va a olvidar cuando cosas lo siguiente y lo puedes estropear (yo todavía la tengo puesta, todavía meto la pata...)
- no se pueden unir las piezas con alfileres, se puede usar, por ejemplo pinzas de la ropa.
- una vez cosas, se quedan los agujeros, así que hay que pensarlo bien antes de pasar la máquina (no como yo, que como veis en la foto, me equivoqué y dejé el reguero de huequitos).

La solapa me quedó así:
Importante: como os he dicho, recogí un poco el hule a los lados, y tenía que haberlo recogido más, porque me ha quedado la solapa muy ancha.
Después, ponemos los 2 derechos juntos y unimos las 2 partes:
Acto seguido, le hacemos 2 costuras abajo, para que la bolsa tenga fondo (ningún misterio):

Y ya sólo falta algo para cerrarla. Creo que quedaría genial un botón con un poco de goma elástica, pero eso tenía que haberlo pensado al principio.
Así que opté por lo rápido, cómodo y fácil: el velcro adhesido. En este caso, viene al dedillo, porque es pegar en plástico.
Corté el velcro, le quité una de las caras protectoras y lo fijé a la solapa. Después le quité la otra cara protectora y cerré la bolsa con cuidado, y ya se quedó la otra cara bien colocada.
Y listo! una bolsa para sandwich apañá, para no tener que estar todos los días tirando de papel de aluminio.



¿Qué hice yo? Pues el día siguiente me hice un bocadillo con el pan de avena del mercadona, que es alargado y por tanto, cabía apretado en la bolsa-tamaño-sólo-sandwich-so-lista. Así soy yo! 



3 comentarios:

  1. Que mono te ha quedado! me encanta el estampado del hule, tipo mantelillo.

    ResponderEliminar
  2. Ay que monaaaa! a ver si me lo hago, y seguro que tampoco tomo medidas del pan de mercadona y luego no me vale, jaja.
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues se hace en 2 patás y práctico es a más no poder. odio eso del papel albal todos los días, luego encuentras porquería por todos los bolsos.

      Eliminar

Déjame un comentario, que me hace ilusión!