domingo, 25 de noviembre de 2012

fofuchas y la funda de la silla del coche

Buenas!!

El otro día vino mi vecina a casa y me enseñó las últimas cositas que hace. Mi envidia es mayúscula, porque mirad que preciosidad de muñecas de goma eva hace! Yo no las conocía, al parecer se llaman fofuchas.
Quedan preciosas sobre la tarta en un cumpleaños, y luego se quedan como un recuerdo muy bonito. Acepta encargos, pasaos por su blog para ver las que  lleva hechas, os van a encantar!
Y yo... ando atascada. La silla del coche de mi nene la heredamos del primo (tenemos un montón de suerte) y es genial para viajar, porque echa su sueñito super cómodo. Pero claro, tiene batalla, y está ya lamentable. Y en mi mente lo veo taaaaaan claro! esto se descose, se saca el patrón y le cosemos una funda. No puede fallar! facilísimo! tengo un retal del ikea que compré en las oportunidades que quería para un bolso, pero al recordarlo lo vi ideal para esto. Lo tengo todo!! Pues no, no tengo XXXones de coser la funda de nuevo. No sólo es que cuesta coser las capas de la silla original porque llevan gomaespuma, cosa que creo que podré. Es que además, las piezas laterales son un poco complicadas para una novata como yo: están hechas por 2 piezas, una recta y otra curva. Lo veo, al coserlas así, la tela coge una forma como con más volumen, pero no consigo coserlo bien. Así que he decidido hilvanardo y a ver si así doy con la tecla.

Yo espero sacarlo, pero claro, últimamente tengo mucho trabajo, este fin de semana he estado fuera... total, que le he sacado 2 ratos y eso 2 ratos han terminado en frustración. Eso sí, no sé cómo, pero lo tengo que arreglar, porque la silla me gusta mucho y le quedan unas cuantas batallas con mi nene (y para la nena si me apuras). Y las sillas de coche buenas valen un dineral!
Os seguiré contando! chao!!

4 comentarios:

  1. Uy, en menudo berenjenal acabas de meterte, qué valiente (o qué inconsciente). Me temo que no tengo experiencia en estas lides, lo único que se me ocurre para los laterales (y eso porque creo recordar que la mía lo tenía) es hacerlos un poco anchos y deformes y luego... tachááán... meterles una goma/elástico en el dobladillo exterior, no sé si me explico. A lo mejor es de perogrullo y ya se te ha ocurrido, o la forma que tiene esa sillita no lo admite, o qué sé yo, pero la intención era buena, igual se te enciende la bombillita (de bajo consumo). Un beso y suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho: inconsciente, lo asumo. Eso sí, el que no arriesga, no gana (aunque me parece que me he pasado arriesgando :P).
      Lo de la goma, totalmente de acuerdo... que quede así ajustada y no se mueva con el sube-baja. Sea como sea, lo tengo que hacer, porque la silla es super cómoda para viajar y solemos ir a Córdoba de vez en cuando.
      Espero que no quede un engendro excesivo como para poder enseñarlo... Besos!!

      Eliminar
  2. Atrévete que ya te queda menos, y si el engendro es inenseñable siempre se puede tapar con una mantita... suponiendo que llegue el frío gordo a tu pueblo.

    ResponderEliminar
  3. hay mi vecina que apaña que es, gracias por enseñar mis trabajos en tu blog, es todo un lujo, aun me queda mucho que aprender de este mundillo de los blog, pero en ello andamos.
    veras como con teson te va a quedar una silla chulisima, ademas ya la tienes casi lista. Va a quedar super original.

    ResponderEliminar

Déjame un comentario, que me hace ilusión!