domingo, 2 de diciembre de 2012

Las fotos del nene

Ahí sigo peleándome con la funda de la silla del coche (vamos, los 2 ratitos que me he puesto... por la noche es muy duro enfrentarme a ella).
Ahora que está todo el mundo hablando de regalos para reyes, comentaros que nosotros estamos super contentos con la cámara que le regalamos al nene (más bien le regalaron sus titos a nuestra sugerencia). Es una samsung perruna, pero ha salido tela de buena. Queríamos que fuera a batería y que fuera barata, y encontramos una samsung en el hipercor que traía hasta la funda! y por 50€! triunfo total (cuando recuerdo lo que me costó la primera digital alucino).
Han pasado casi 8 meses y sigue viva. Y desde entonces han salido muchas fotos... os cuento agrupadas...

1. Se hace muchísimas a él mismo. Te partes, de pronto te encuentras series de autofotos. También nos hace fotos a nosotros, a papá, a la hermana, a mamá, en grupo... como le dé. Me encantan!

2. Está claro que su mundo son sus juguetes, y por las fotos podéis ver lo que le gustan los coches en general y el Rayo McQueen en particular. Mortal me parece la foto del pollo de plástico que le regaló la yaya, sentado en el sofá.
 3. Y luego las cosas que le llaman la atención: el ordenador de mamá, mis teléfonos, cuando coso... me encanta la foto del túnel con las chanclas al fondo.
Al principio me parecía un poco excesivo regalarle una cámara de fotos digital a un niño de 3 años, pero es que le encantaba jugar con mi cámara de fotos y quería:
a) que no cogiera mi cámara de fotos
b) darle una herramienta de creatividad (que ya sé que no hacen falta, pero cómo molan).
c) que no cogiera mi cámara de fotos
Además mi nene es más bien buenecillo y cuida mucho sus cosas, así que por ahora la cámara sigue en activo. Y le ha dado mucho uso, como podéis ver. La compraría sin pensarlo otra vez.
Y sobre todo, que me parto del todo cuando vuelco la memoria y veo sus fotos. ¿Os imagináis cuando sea mayor y vea su mundo a los 3 años? Qué bueno!
Chao!!

4 comentarios:

  1. Ay, que se me había olvidado contarte que yo también me metí en el berenjenal de hacer una funda a la silla del coche y encontré un método muy bueno para sacar el patrón. Usando cinta adhesiva de pintor. Básicamente lo que haces es pegar cinta en cada pieza de la funda que tienes, ajustándola muy bien a las costuras (rellenas la pieza entera con cinta). Luego despegas toda la cinta y la pones en un papel de periódico (o de lo que te dé la gana, claro, pero que te quepa). Hay que fijarse en si hay alguna pinza y marcarla también. No sé si me explico, en internet no encuentro nada para ayudarte...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Mira, he encontrado esto:http://www.craftster.org/forum/index.php?topic=310667.0, pero yo lo hice en plan más perfeccionista, ajustando muy bien la cinta a las costuras para tener el patrón hecho al quitar la cinta.

    Y que no te he puesto arriba que luego hay que acordarse de añadir el márgen de costura, claro.

    ResponderEliminar
  4. Jijiji, me parrto! Mi nene también tiene una cámara, se la encontraron sus abuelos en la playa llena de fotos de bebé, ¡qué lástima!, por más que buscaron a sus dueños y preguntaron por todas partes no los encontraron... así que de coña se ha hecho mi enano con una super Canon pequeñita pero matona, y también le hace fotos a todo: a sus Legos recién construidos, a su habitación desde diversos ángulos (principalmente desde el suelo, muy creativo él), a la luna llena (aúúúú!), a su hermana, a nosotros... como bien dices tú me parece un poco pronto (y eso que mi retoño tiene ya 9 añazos), yo no se la habría comprado pero le cayó del cielo y así no toca la mía, se entretiene y aprende a cuidarla (ehem... casi siempre). Y es genial como estudio psicológico de sus estados de ánimo y de lo que le parece importante. Además que les tenemos a dieta de electrónica, ni Nintendos, ni Wii ni ná de ná, pero bien que les gusta pintar, leer y demás! Besicos.

    ResponderEliminar

Déjame un comentario, que me hace ilusión!